Razones para tener una pistola de silicona

Una pistola de silicona es sin lugar a dudas una herramienta fundamental para cualquier persona que dedique su tiempo a hacer actividades relacionadas a las manualidades y el bricolaje, puesto que es esto lo que se necesita para poder fundir una barra de silicona que nos sirva como pegamento para unir dos superficies.

Las pistolas de silicona obtienen su nombre precisamente de su forma, la cual se asemeja a una pistola, contando con una peculiar abertura en la parte posterior. En esta abertura posterior es por donde se coloca la barra de silicona, y además hay un gatillo que es lo que nos permite tener un control sobre el avance de esta.

Además, en el interior de una pistola de silicona contaremos con una serie de resistencias eléctricas, las cuales son precisamente las que se encargan de calentar la barra de silicona y luego dirigirla a la boquilla, permitiendo de esta manera que podamos aplicarla de manera tan segura como sencilla.

Las pistolas de silicona pueden ser diferenciadas principalmente por la temperatura de fusión de su cola, por lo que normalmente encontraremos dos tipos de pistolas de silicona: las pistolas de silicona de alta temperatura y las pistolas de silicona de baja temperatura.

Las pistolas de silicona de alta temperatura pueden llegar hasta los 200 grados centígrados, mientras que las pistolas de silicona de baja temperatura se ubican aproximadamente en los 120 grados centígrados, regulando de tal manera cómo queremos que salga la silicona derretida que unirá nuestras superficies.

No obstante, podemos encontrar en el mercado algunas pistolas de silicona que nos permiten cambiar la temperatura para poder adaptarnos al tipo de barra de silicona que vayamos a utilizar, puesto que según la manualidad y el material que deseemos pegar, habrá una barra específica.

En el mercado podemos encontrar una inmensa variedad de aplicadoras, desde las más pequeñas que suelen ser utilizadas principalmente en el ámbito doméstico donde el uso suele ser bastante esporádico, así como las máquinas que son mucho más versátiles e incluso inalámbricas que se dedican principalmente al uso intensivo e industrial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *